hola
  • Ascendido a Miembro de Número en la Academia de la Historia de Cartagena de Indias por "Entre las huellas de la India Catalina", 29 de junio de 2017
Columnas Columnas Más Recientes

TENEMOS EL CLIMA QUE HEMOS PROPICIADO

El diluvio en La Metamorfosis de Ovidio
Grabado del Diluvio Griego para el libro Las Metamorfosis, de Ovidio

Parafraseando a Vico, tenemos que ser capaces de reconocer lo que hicimos, y lo que cometimos fue un exceso perfecto: el consumo y la producción desatados al norte del mundo produjo y aún produce sus gases digestivos que perturban más a quienes no los acompañaron a la mesa.

El cambio climático nos ha mostrado cuan frágil es la vida. Un cambio de sólo dos grados Celsius significa estragos para muchos seres. Ya se alerta sobre el ascenso del nivel de los océanos que podrá inundar en pocos años a Nueva York, Holanda, Bangladesh o Cartagena de Indias, pero incluso ya es un hecho que cada año decenas de pueblos quedan sumergidos por completo bajos las aguas de los ríos a cada invierno en Latinoamérica y al año siguiente es perfectamente factible que en esos mismos sitios se muera el ganado por falta de agua. Este es el clima que hemos propiciado.

Ya se prevé que estos inviernos y veranos desmesurados cambiarán adversamente la distribución de diversas enfermedades infecciosas y que ello impactará más en los países en desarrollo, en las regiones más pobres.

No hacer más y mejores acciones ante el desquiciado cambio de los ecosistemas también agravará el actual nivel de pobreza: es una realidad que ya rinden menos las cosechas, que merman las crías y la producción de los animales, que merma el campo cuando no es arrasado por las corrientes del invierno desproporcionado y podrán mermar también los cultivos para alimentar al hombre si la producción de etanol —capaz de alentar también a las máquinas—, como salida a la contaminación de los países desarrollados, se recarga a los suelos de los países que menos contaminan.

31 de diciembre de 2010
Cartagena de Indias, Colombia.

0
0
            

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply