hola
  • Ascendido a Miembro de Número en la Academia de la Historia de Cartagena de Indias por "Entre las huellas de la India Catalina", 29 de junio de 2017
Bibliografía

SECRETARIA ACADÉMICA DEL DEPARTAMENTO DE HISTORIA DE AMÉRICA (U. DE SEVILLA, ESPAÑA) PRESENTA “ENTRE LAS HUELLAS DE LA INDIA CATALINA”

Dra. María del Carmen Gómez
Dra. María del Carmen Gómez
Profesora titular y Secretaria Académica del Departamento
de Historia de América de la Universidad de Sevilla (España).


Presentación al libro Entre las huellas de la India Catalina, primera edición, 2006.
UNA HISTORIA DE LA CONQUISTA: CATALINA Y CARTAGENA DE INDIAS

Corría el año de 1532. Un grupo de españoles, la mayor parte de ellos asentados en la isla de Santo Domingo, comerciantes, empresarios y tratantes en las actividades mercantiles y comerciales de las islas, implicados en la aún incipiente trata negrera, señores de ingenios, tierras y esclavos, buscadores insaciables de riquezas, conquistadores y exploradores experimentados en el conocimiento de las nuevas tierras y, sin duda, poco ajenos «a tratos y contratos de dudosa legalidad», se alistaban bajo las órdenes de Don  Pedro de Heredia. El objetivo era la conquista y poblamiento «desde el río Grande que está entre la provincia de Santa Marta hasta el río Grande que está en Urabá, unas setenta leguas de costa con las isletas que confinan con la dicha tierra». Eran los límites aproximados de la futura Gobernación de Cartagena de Indias. El capitán de esta expedición, Pedro de Heredia, hombre controvertido, y al mismo tiempo ignorado hasta su protagonismo indiscutible en la fundación de Cartagena de Indias y en la posterior conquista de la Gobernación del mismo nombre, conocía sin embargo muy bien las tierras y costas vecinas puesto que, después de varios años en Santo Domingo, anduvo por la Gobernación de Santa Marta como teniente de Gobernador de Pedro de Vadillo y, aunque buena parte de su vida está llena de interrogantes y silencios, es muy probable que hubiera tenido ciertos contactos con algunos de los grupos indígenas que habitaban el territorio de su futura Gobernación.

Sin duda, no le resultó difícil a Don Pedro organizar su ansiado viaje. Sin entrar en detalles que no proceden en esta presentación, Don Pedro, con casi 300 hombres, de la ribera del Guadalquivir y de las recias Castillas en su mayor parte, desembarcaba en la bahía de Cartagena el 14 de enero de 1533. En la nómina de sus acompañantes figuraba una frágil india, al parecer natural de Cartagena, de donde fue arrancada brutalmente, aun muy niña, por Diego de Nicuesa. Ella es la protagonista indiscutible, el alma y la razón de ser de la magnífica obra del doctor Hernán Urbina Joiro, Entre las huellas de La India Catalina.

Conocí a Hernán en el mes de agosto de 2004, en una vacía y calurosa Sevilla, después de varios contactos por escrito. La búsqueda de Catalina lo trajo hasta las puertas de mi casa y de mi vida, porque podría decirse que su viaje fue providencial para mí ya que con él llegó también Cartagena y gracias a él, se ha producido mi reencuentro con esa bella ciudad y con tanta y tanta gente querida, ensoñada y admirada. En esas iniciales entrevistas, Hernán, con un entusiasmo y una fe admirables, fue desgranando poco a poco los datos que él ya poseía de su personaje, consiguiendo que Catalina fuera cobrando vida, una vida en muchos aspectos desconocida y, sobre todo, llena de dudas, ya que tanto las fuentes como los cronistas e historiadores diferían en buena parte de la información sobre La India Catalina, llegándose incluso a dudar de su existencia.

Su actividad fue febril a pesar de los 45 grados sevillanos, trabajando incasablemente en el Archivo de Indias, en las bibliotecas americanistas de la ciudad y compartiendo sus dudas y descubrimientos mientras paseábamos por las calles de la ciudad del Guadalquivir. Sin duda, cuando Hernán volvió a Cartagena, este libro ya estaba escrito en su corazón y en su mente.
Curiosamente, Hernán es medico, y yo diría que un gran medico. Doctor en Medicina Interna y Reumatología, ha publicado alrededor de unos veinte trabajos de investigación sobre su especialidad; ha participado en variados congresos y reuniones científicas y ha ganado en Colombia dos Premios Nacionales de Medicina por sus investigaciones. Además ejerce la medicina con absoluta entrega a sus pacientes. Yo pude comprobarlo personalmente en Cartagena. Sin embargo, sus pasiones son la literatura y la música. Este columnista y colaborador de varios periódicos como El Universal, El Meridiano de Córdoba, el Tiempo y el Heraldo entre otros, con casi 170 trabajos sobre los más variados temas, es autor de cuentos, ensayos y poeta vallenato desde los 11 años, con una extensa obra musical, cantada por los mejores intérpretes colombianos. Y no se me puede olvidar: Es miembro correspondiente de la Academia de la Historia de Cartagena de Indias.

Este hombre científico, poeta, periodista y escritor, es hoy por hoy el más profundo conocedor de la triste, pero también fascinante historia de La India Catalina, quizás, hasta cierto punto, La Malinche de Colombia, casada con un distinguido miembro de la hueste, posiblemente odiada por su propia gente… Una turbulenta y habitual historia de una de las indias de la conquista, condenada como tantas otras al olvido. Solo la fe y el tesón de Hernán Urbina y, como no reseñarlo, la interesante polémica desarrollada, fundamentalmente, en Cartagena por personajes de la talla de Héctor Lombana, Eladio Gil Zambrana, Víctor Nieto y Eduardo Lemaitre entre otros, han hecho posible el que podamos seguir las huellas de La India Catalina.

La historia de Cartagena tiene ahora un nuevo aporte destacado, pues a pesar de que esta obra es fundamentalmente un ensayo, el autor revisa documentos del Archivo de Indias, datos de los cronistas y hace continuas referencias a un buen listado bibliográfico. Pero, además, esta hermosa obra refleja en cada una de sus paginas ese profundo amor que Hernán siente por Cartagena, esa ciudad que también ha vivido en mis sueños y en mi corazón durante tantos años y que de nuevo forma parte activa de mi vida personal y profesional.

Yo me siento tremendamente honrada por haber sido elegida para presentar esta magnífica obra junto a personajes tan queridos e ilustres como el doctor Vicente Martínez Emiliani, y el propio autor, mi entrañable amigo Hernán Urbina Joiro. Espero que entre todos los enamorados de la historia de Cartagena y de ella misma, logremos ir desentrañando otras historias menudas, sencillas o turbulentas de personajes polémicos, ignorados o enterrados. Con todas ellas podremos conocer mejor a los hombres y mujeres de la época y, sin duda, a nosotros mismos.

Sevilla, 16 de enero de 2006.

0
0
            

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply