hola
  • Ascendido a Miembro de Número en la Academia de la Historia de Cartagena de Indias por "Entre las huellas de la India Catalina", 29 de junio de 2017
Poesía

POEMA 74

Urbina Joiro lleva flores a la tumba de Agustín Lara, Ciudad de México, 1995
Urbina Joiro lleva flores a Agustín Lara en su tumba (México, 1995).


Es una historia que llegó a su fin después de hadas y magia sin par

Amor profundo tan dentro de mí que me maldice
Ha serenado la mente el sufrir, ya que temer si todo lo perdí
La suerte echada ya está corazón, que me maldices
Si diferente ya nunca serás
Cómo me dueles te juro por Dios
Mañana mismo dirás las promesas que romperás
Porque tú a nadie de veras darás amor
Te dolerá mirar dónde hubo sinceridad
Porque ya mi alma no gobiernas, lo digo yo

Negarlo sería más triste, que yo te quise, que yo te quise
Y a pesar de mil motivos, que te maldicen, que te maldicen

Es en vano otra explicación, ya la suerte está echada, es así
Y aunque ocurra un momento de amor es inútil tratar de seguir

Oye al alma que te quiso, hoy que estoy triste, hoy que estoy triste
Que estas letras que yo escribo son para oírse, son para oírse

Son unos versos que hablan de un querer que ya más nunca vuelve a repetir
Como se es niño y mayor una vez, escrito dicen

Son unas rimas que hablan la verdad hoy que la suerte echada ya está:
Sólo la madre no brinda traición, escrito dicen

No muere sólo en un amanecer: acaba el tiempo y el daño el amor
Me siento joven con ganas del mundo para emprender
Un nuevo sueño que liberte todo el dolor
Hay ilusiones que allí deben permanecer
Todavía no lo ha dicho todo mi corazón.

Ciudad de México, 1995.
*Publicado por primera vez en canto vallenato en 1996 por Diomedes Díaz e Iván Zuleta bajo el título: La suerte está echada. 

 

Artículos Relacionados

0
1
            

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply