hola
  • Ascendido a Miembro de Número en la Academia de la Historia de Cartagena de Indias por "Entre las huellas de la India Catalina", 29 de junio de 2017
Cartagena

APASIONADOS POR CARTAGENA

El Heraldo
El encanto al conocer Cartagena nunca pasa.  Es la emoción que deben redescubrir
raizales y foráneos.

El célebre español Blas de Leso no fue el primer apasionado por Cartagena y los profesionales venezolanos que ya destacan en la medicina, los medios digitales y las comunicaciones en la ciudad no serán los últimos. Tras 20 años de vivir en Cartagena es incuestionable el orgullo de sus raizales por ser cartageneros, muchos de ellos líderes que meditan en serio sobre el progreso de la ciudad. Sin embargo, no es difícil probar, en la generalidad de los habitantes, un enorme desdén por Cartagena. Quién sabe cuánto de este desdén sea por desencanto con la administración de la ciudad o por desencanto con la dinámica del país o por desencanto en sus vidas. Pero, precisamente, esa es la vivencia que se debe recobrar: la pasión por Cartagena.

Descubrir a Cartagena desencadena eso mismo que se define por passio: eso que nos perturba de forma imprevista, que domina nuestro ánimo, que en el caso de Cartagena es tan afín al estado de enamoramiento que arranca y perdura. Redescubrir a Cartagena, por raizales o foráneos, quizás deba consistir, entonces, en volver a sentir eso mismo; en tener, de nuevo fe, en la ciudad —no en el auto enriquecimiento a su costa—.  Quien se enamora defiende lo amado. De tener Cartagena tantos apasionados sinceros, podría ser más realista la defensa contra la desigualdad en sus calles, la defensa contra el crecimiento desordenado de la ciudad como otro síntoma de connivencia de la corrupción privada con la pública, la defensa contra la inseguridad y contra todo eso que puede desencantar de un grande amor, como es Cartagena.

Me considero un Apasionado por Cartagena.

 

foto: www.padondevamos.com

0
0
            

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply