hola
  • Ascendido a Miembro de Número en la Academia de la Historia de Cartagena de Indias por "Entre las huellas de la India Catalina", 29 de junio de 2017
Crítica

Inteligencia Artificial (A.I) y los artificios intelectuales.

Tal como la mayoría hoy cree que las noticias falsas son un fenómeno exclusivo de esta década, ignorando que con papeluchas, pasquines y periódicos desde hace siglos se miente y se manipulan las opiniones y las voluntades en reinos enteros,  es común la creencia de que la Inteligencia Artificial (A.I. por sus siglas en inglés) es la gran amenaza de la humanidad de hoy.

Se olvida que detrás de todas las máquinas, incluidos los modelos posteriores a la Deep Blue de IBM que derrotó dos veces a Gary Kasparov o la seductora robot Sophia, los artificios intelectuales del hombre pueden ser utilizados para el mal, como los pasquines, o para bien. En todo caso el hombre se reservará el derecho de retirarle a estas máquinas —que no pueden hacer por sí mismas una abstracción o sentir— la batería o desconectarlas de la toma eléctrica. El más grande desafío del hombre será el hombre mismo.

Inteligencia y la fantasía de la era poshumana

Inteligencia siempre se ha definido como una facultad espiritual con la que se relacionan, se captan y se forman las ideas, pero llegó para quedarse la noción de Inteligencia Artificial para describir la capacidad de una máquina de realizar algunas operaciones propias de los hombres con el inconveniente, en esta era proclive a historias de conspiraciones, de que el término ha llevado a delirar a muchas personas con una presunta era poshumana donde las maquinas serán los amos y dueños de La Tierra o del planeta que lo suceda en un futuro lejano.

Se olvida muy pronto que la A.I. brotó por mano del hombre del mismo humus de donde surgió el humanus, del silicio, y que pese a los casos de perversión en el uso de la tecnología —hasta el agua cuando se pervierte es nociva— los avances tecnológicos no han desalojado —ni hay indicios serios de que lo harán—al hombre de su humus.

Anunciar el inicio de una hipotética era poshumana equivale a caer en el ridículo. La ciencia no ha cesado desde antes de saberse cómo pulir una piedra para hacer una flecha y ha sido el hombre quien ha inventado lo robótico y no a la inversa. Aún nos seguirán llamando por seres humanos en lo que resta del futuro, responsables de todo lo que se haga en este planeta y será la condición humana la que elegirá en cada época el bien o el mal, con piedra, papel o tijeras robóticas. Es una lástima que lo difundido fragmentariamente en los últimos días de Stephen Hawking sobre los riesgos de lo robótico y la AI no permita a muchos en la actualidad hacer una debida claridad entre ciencia y ciencia ficción.

0
0
            

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply